COMUNICACIÓN SOCIAL: EL PODER DE LA PALABRA

Enviado por Ivania Yanez@p… el Mié, 18/03/2020 - 03:01
Autor:

Magister Yajaira Mc Elfresh/Docente e Investigadora Universitaria /Periodista

 

El secreto de una comunicación eficaz, consiste en que el proceso sea exitoso, es decir, que el mensaje sea transmitido y entendido con claridad y precisión por parte del receptor, sin malinterpretaciones ni omisiones de información y datos.

Según los autores, Antonio Hernández Mendo y Oscar Garay Plaza, “La comunicación es un proceso de interacción social de carácter verbal o no verbal, con intencionalidad de transmisión y que puede influir, con y sin intención, en el comportamiento de las personas que están en la cobertura de dicha emisión”.

Es por ello, que nuestras sociedades requieren que sus miembros sean capaces de comunicar significados en palabras claras y simples, sin importar que la comunicación ocurra en cualquier tiempo o lugar.

A través de la actividad de los cinco sentidos: vista, oído, gusto, tacto y olfato, y nuestro cerebro almacena información, esto conlleva a la línea, de estos autores Butterworth (1981) defiende que la información visual y la auditiva se asocian entre sí a través de sus vínculos comunes con los sistemas cinestésico y táctil. Y por su parte, Millar (1981) ha llegado también a la conclusión de que las modalidades sensoriales no son ni unitarias ni independientes, sino complementarias y convergente.

Por consiguiente, el lenguaje, tiene el dominio de las articulaciones, cada término lingüístico es un miembro, es decir, donde se determina una idea en un sonido y donde un sonido se hace la figura de una idea.

El discurso de una persona puede perder su huella cuando el uso del lenguaje del hablante es impreciso y descuidado, lo que puede ocasionar que se distorsione el significado real de la comunicación y conlleve a la pérdida de credibilidad del hablante.

Las palabras deben ser seleccionadas con precisión, el hablante debe desarrollar sus pensamientos con cuidado, para poder encender o apagar la conversación que está sosteniendo con su receptor, con el deseo de utilizar la palabra o varias de forma correcta.

La precisión no tiene que ver con la extensión de las palabras, al contrario la palabra más simple o sencilla frecuentemente es la más precisa, pues, es la que brinda el significado de la comunicación efectiva.

El poder de las palabras crea impresiones sensoriales en las mentes de las personas, son las palabras imágenes creadoras, que las personas vean y escuchen las ideas del emisor, y cuando ven y oyen, la comprensión es mejor. El sentido de hablar es que las palabras realicen en los individuos el acto de ver, olfatear, degustar, tocar y escuchar cada concepto expresado por el emisor.

Utilizando palabras creadoras de vívidas imágenes se logra no solo comprensión en las personas, sino que las personas recuerden lo dialogado. El significado no viene únicamente de las palabras, sino de la construcción entre ellas en una oración.

Vygostky planteó que la palabra es la realización del pensamiento, lo que significa que el poder que le impregnemos a una palabra dentro del discurso lleva consigo el poder del pensamiento y las ideas. Si seleccionamos la palabra adecuada en el quehacer diario se puede mover el mundo en una buena comunicación.