Solsticio de verano y las tradicionales festividades de San Juan

Enviado por Ivania Yanez@p… el Mar, 23/06/2020 - 06:29
SAN JUAN
Autor:

Carmen Guevara C.

 

El solsticio de verano ocurre durante el verano del hemisferio: el solsticio de verano boreal, en el hemisferio norte, y el solsticio de verano austral, en el hemisferio sur. Según el calendario gregoriano, el solsticio de verano se presenta entre el 20 y el 23 de diciembre de cada año, en el hemisferio sur, 2​ y entre el 20 y el 22 de junio, en el hemisferio norte.

En esta ocasión, vamos a referirnos a la tradición que dice que la noche más corta del año es la de San Juan, que se celebra el 24 de junio. Sin embargo, esto es un error, ya que en realidad este fenómeno ocurre coincidiendo con el solsticio de verano del hemisferio norte, que se da en un arco del 20 al 22 de junio. Entonces, ¿por qué no se hacen coincidir?

La respuesta tiene que ver con la esencia de cada celebración, amén de con un cambio de calendario. Como es sabido, la noche de San Juan, que se celebra en la madrugada del 24 de junio para recordar el nacimiento de San Juan Bautista, es una de las festividades y rituales que hay en torno al solsticio de verano. Hace mucho tiempo sí que se hacían coincidir de alguna manera estas fechas, ya que en el antiguo calendario juliano el solsticio podía caer el 23, el 24 e incluso el 25 de junio. Sin embargo, con la corrección en el calendario gregoriano (el utilizado actualmente), el inicio del verano se adelantó unos días, lo que provocó el origen de la confusión.

Aun así, la festividad de San Juan está asociada con las celebraciones en las que se celebrara el solsticio y que consistían en encender una hoguera para «dar más fuerza al Sol», que a partir de ese día se irá haciendo más «débil». Y es que, aunque parezca contradictorio, a partir del solsticio, en pleno verano, los días se irán acortando y el otoño irá avanzando terreno, hasta llegar el próximo 21 de septiembre.

Al margen de los calendarios, el solsticio ocurre cuando el centro del Sol, visto desde la Tierra, alcanza su máxima declinación Norte (+23º 27'). En ese punto, la altura máxima del Sol al mediodía apenas cambia durante varios días, y a esta circunstancia se la llama solsticio («Sol quieto») de verano. Ese es también el momento en que el verano empieza en el hemisferio norte y el invierno en el sur.

Noche de San Juan

La Fiesta de San Juan, también, llamada víspera de San Juan o noche de San Juan es la festividad del nacimiento de San Juan Bautista por parte del cristianismo el día 24 de junio. Algunos vinculan la festividad o algunas de sus celebraciones en ritos de origen pagano previos o ajenos al cristianismo. En países europeos-mediterráneos la realización de hogueras de fuego suele ser un elemento habitual.

Celebración en mi pueblo

En Azuero, “El San Juan Bautista de mi pueblo" como tradicionalmente se le reconoce a la festividad con la que los chitreanos celebran la fecha del santo patrono, representa una muestra de la cultura interiorana, donde la religiosidad y las expresiones folclóricas se unen para dar vida a una fiesta popular que marcó un precedente en la historia del pintoresco lugar.

Se le debe la celebración a la devoción de San Juan Bautista, a don Martín Rodríguez, quien fue el precursor de la primera capilla y la persona que trajo la primera imagen en año 1840.

Con el repique de las campanas y la izada de la bandera del distrito de Chitré se inaugura oficialmente la fiesta, en un ambiente de alegría, donde la chicha de junta (chicha de maíz), los bollos de maíz, chicheme, el lechón asado y los dulces caseros constituyen la nota característica del acontecimiento anual en distintos pueblos de esta región.

Durante toda la semana, los niños y los moradores de las comunidades participaron en la novena, siendo la nota peculiar el canto del himno a San Juan Bautista, que motivó a los asistentes a ondear las banderas rojas como reconocimiento al profeta. Con el grito “¡Ay Juan, ay Juan!”

Nos contaban nuestros abuelos que era costumbre en la madrugada del día de San Juan, las personas más atrevidas dirigirse al río, a ver el presagio, que el destino le tenía preparado, la misión era ver el reflejo de su rostro en el agua con la claridad de la luna y si la imagen de la cara no se veía, era un mal augurio de ese año “no pasabas con vida a la otra celebración”, son historia que al día de hoy recordamos de las tradiciones de nuestros antepasados.

Celebración en Aguadulce

Quizás es una de las fiestas de mayor renombre en Aguadulce y atrae muchos visitantes, se celebran con desfiles cívicos y folklóricos, exposiciones industriales, artesanales y comerciales, y diferentes actividades para atraer al público.

En la ciudad de Aguadulce, los parroquianos realizarán procesión de San Juan en un recorrido que congrega a miles de feligreses de diferentes comunidades del distrito salinero.

Las ceremonias religiosas que se acompañaron al finalizar las novenas con actividades culturales organizadas por la Junta de Festejos y respaldadas por el Instituto Nacional de Cultura.

Las festividades de calle se realizarán con las tradicionales corridas de toros, paseo de abanderados y eventos culturales. El domingo es esperado por el vistoso desfile de carretas.

Tradicionales patronales

La mayoría de las actividades que se organizan en nuestro pueblo del interior de Panamá, son principalmente, para las familias y dirigidas a niños, con la implementación de juegos mecánicos, paseos a caballo y venta de helado artesanales en conito, el raspao con el sirope de futas, algodón de azúcar, manzana acaramelada y la carne en palito, entre otras atracciones.

De acuerdo con datos de la Autoridad de Turismo de Panamá, “las fiestas patronales activan una migración de visitantes hacia el interior del país, donde la ocupación hotelera pasa de un 35% a un 100%, reactivando la economía de las comunidades”.