13 de noviembre día del Periodismo Panameño.

Enviado por Ivania Yanez@p… el Vie, 13/11/2020 - 06:37
Autor:

Por: Raquel E. Rodríguez /Periodista

 

Hoy, 13 de noviembre, en nuestro país se celebra el Día del Periodista, fecha que se estableció en honor a Gaspar O. Hernández, quien laboraba como jefe de redacción en el periódico La Estrella de Panamá, a la hora de su deceso se encontraba escribiendo el editorial en defensa de los símbolos patrios y el idioma español en el año de 1918.

Lastimosamente, debido a la pandemia, los periodistas específicamente, los que hemos luchado por una Ley de Prensa, que pertenecemos al Sindicato de Periodista y del Colegio de Nacional de Periodistas, no nos podremos reunir como hemos hecho en años anteriores.

Es mi sentir, como miembro del Sindicato de Periodistas, sueño que la profesión del periodista se respete, que no sea irrespetado por los propios medios de comunicación, por los propios periodistas, por el gobierno nacional y por los mismos periodistas.

Ahora con la tecnología (redes sociales) todos tienen la oportunidad de escribir, enviar informaciones falsas u otras verdaderas, algunas personas escriben, y ya la opinión pública, los llaman periodistas o que decir, de los presentadores de la televisión o los que tienen programas de radios o televisivos. Para la ciudadanía todos son periodistas.

Nosotros los periodistas tenemos una deontología profesional constituida por una serie de normas y deberes éticos periodísticos, que guían la actividad del periodista, pero lastimosamente, muchos no cumplen con esas normas.

Considero que el periodista debe colaborar en la búsqueda de la equidad social, para que aquellos que no tienen voz, oportunidad de clamar su sentir, sean los periodistas que hablen por ellos, y se mantengan una información veraz y con calidad humana. Los periodistas deben presentar los hechos tal como son y no ser los dueños de los medios que digan que noticia publicar porque no le conviene por intereses económico u amiguismo.

Esta es una profesión como todas, donde se encuentra la cizaña, la intriga, la coima, que son los llamados malos periodistas.

Pero, también hay buenos periodistas que cada día con sus labores y sacrificios, muy pocas veces reconocidos por los medios para cual trabajan porque sus salarios son bajos. Un periodista su salario base está por los 643.00 dólares, y a veces menos, por lo que muchos tienen que laborar en otra parte o si tienen la oportunidad en el gobierno, se van por 5 años para poder tener un salario arriba de los mil, y la mayoría son los que trabajan en la televisión, los demás quédense en su puesto.

Por lo que el Sindicato Periodista a través de sus diferentes Secretarios Generales, han luchado para que se aprueben la Ley de Prensa, y mejorar ante todo el salario de los periodistas, y no se ha podido conseguir, ya sea que se opone el Presidente de turno y los diputados de la Asamblea. Siempre la engavetan.

A las nuevas generaciones, que no se olviden que ser periodistas, significa, vocación, honestidad, claridad, credibilidad, sencillez, respeto y justicia para poder fortalecer la democracia que tanto no ha costado en este país.

Espero, que el próximo año, el Sindicato de Periodista pueda realizar sus elecciones a través de los diferentes círculos que hay en el país, y sueño que, en esa silla, esté una periodista fémina, que mantenga la posición sindical de nuestra organización, y aquellos jóvenes periodistas que estudian esta profesión, sean nuestros relevos generacionales y que nuestro Sindicato sea respetado, y no piensen que nos vendemos al mejor postor, nuestro norte es defender a nuestros colegas de los abusos. Despidos masivos que realizan los medios de comunicación y en el gobierno, que nuestra profesión sea respetada y garantizada a través de una Ley de Prensa.

Esta fecha se la debemos a Gaspar Octavio Hernández, por lo que los periodistas debemos recordar que “la verdadera primicia, no es la que se da al instante, sino la que se diga siempre la verdad”, como lo hizo siempre el Cisne negro, como lo apodaban sus compañeros.