INCIDENTE DE LA TAJADA DE SANDIA, UNA MIRADA RETROSPECTIVA DE LAS CONFRONTACIONES ENTRE PANAMA Y LOS ESTADOS UNIDOS

Enviado por Ivania Yanez@p… el Jue, 15/04/2021 - 08:39
tajada de sandia
Autor:

Mgter. José B Álvaro P. /Profesor Universitario

 

“El sentimiento de la nacionalidad es el supremo creador de ideales, el generador de los grandes heroísmos, la fuente de todos los frutos y el resorte moral que impele al hombre a los grandes sacrificios. Un país sin ideales no es una nación, no es un Estado; es un Girón geográfico sin personalidad moral, cuyo destino es desaparecer y extinguirse para siempre.”

FACTORES INICIALES DE LAS DIFERENCIAS ENTRE ESTADOS UNIDOS Y PANAMÁ.

Para nadie es desconocido que la historia es la referencia obligada, el horizonte necesario de toda reflexión que marca con exactitud los derroteros de la identidad y por ende la existencia nacional.

Para el Dr. Justo Arosemena, considerado la principal figura del pensamiento liberal y padre de la nacionalidad panameña, durante el siglo XIX, no quedaron resueltas las diferencias entre estadounidenses y panameños.

Una prueba de esas discrepancias lo constituye el incidente protagonizado por Jack Oliver y José Manuel Luna que la historia registra como el Incidente de la Tajada de Sandia. Durante esta trifulca, los panameños y latinoamericanos dejaron sentir su solidaridad e identidad frente a las imposiciones y a los intentos de esclavizarlos por parte de agentes del filibusterismo y del Destino Manifiesto de los Estados Unidos.

Este suceso dio motivo a la primera intervención de los Estados Unidos en Panamá e intentó separar a Panamá y Colón. Del resto del territorio neogranadino para ser controlado por el gobierno de la barras y estrellas. La pericia y sentido nacionalista de la figura cimera de don Justo Arosemena advirtieron sobre los peligros que se cernían sobre nuestro territorio cuando, de manera meridiana, manifestaba: “Nuestra situación dolorosa bajo el imperio de los Estados Unidos es la que pretende a Norteamérica imponer a todos los pueblos del continente.

Nuestra causa es la causa continental”. Los pensadores iberoamericanos ven claro el problema de América frente al imperialismo yankee, si triunfa la absorción norteamericana en nuestra tierra no tendrá freno, si triunfa el imperio en nuestro ambiente sería un golpe fuerte para la raza iberoamericana, se lesionaría gravemente su prestigio y se atraería una invasión yankee sin medida y sin cuartel.”

Lo expuesto por el Dr. Arosemena, lo reafirma el poeta Dimas Lidio Pitty en su comentario a la obra Travesía Literaria a Través del Istmo, cuando nos dice que, las potencias dominantes en cada época han condicionado el dominio de nuestro Istmo y desde la segunda mitad del siglo XIX hemos estado dependientes y enfrentado a la política y a los intereses hegemónicos de los Estados Unidos. Esa actitud intervencionista de Washington en los asuntos internos del Istmo, ha contribuido a afianzar la conciencia nacional.

A 156 años del incidente de la tajada de sandía los panameños debemos retomar las banderas y consignas de los patriotas Pedro Prestan y Victoriano Lorenzo, líderes indiscutibles de las causas populares.