Tratados Torrijos Carter: 46 años de la firma

Vie, 08/09/2023 - 19:27
Autor:

Carmen Guevara/*Fotos tomada de la web de la ACP/Luis Guerra/Carlos Caballero

carter -torrijos
El presidente Jimmy Carter y general Omar Torrijos Herrera tras el acuerdo suscrito.

Este 7 de septiembre se cumplen 46 años de la firma de los Tratados Torrijos Carter. El hecho marcó un antes y un después en las relaciones entre Panamá y los Estados Unidos.

La firma del documento ocurrió luego de un largo período de negociaciones. Los signatarios del acuerdo fueron Jimmy Carter, presidente de los Estados Unidos y el general Omar Torrijos Herrera, jefe del Estado panameño.

Historia

En 1903, se firmó el Tratado Hay-Bunau Varilla, un acuerdo que no fue firmado por ningún panameño y que generó roces entre Estados Unidos y Panamá. A pesar de sus revisiones, en 1936 y 1955, las condiciones impuestas no satisficieron los intereses del país.

Los hechos trágicos ocurridos en enero de 1964 llevaron a la ruptura de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones. Para ese entonces, Roberto Chiari era el Presidente, quien impuso negociar un nuevo tratado con el fin de restablecer las relaciones.

Zona del Canal

Para Estados Unidos, la Zona del Canal era un área de 1,442 km2, lugar donde implementaron un enclave de tipo económico, militar y social. Era una sociedad segregada donde había discriminación por razones de raza, color y nacimiento. De acuerdo con un informe de 2005, la Autoridad de la Región Interoceánica, en sus 12 años de funcionamiento, recibió 137,127.74 hectáreas y 13,868 propiedades entre viviendas, edificios e instalaciones, aportando al Estado panameño un ingreso por ventas y alquileres superior a los 400 millones de dólares.

La discriminación fue calando en los panameños, ya que no podían entrar a la Zona del Canal, lo que generó las gestas patrióticas de varias generaciones de jóvenes y el proceso de reivindicación nacional.

Tratados Torrijos Carter

Las dos principales cláusulas del Tratado del Canal de Panamá: mediante el cual era derogado el tratado de 1903 restituyen la soberanía panameña mediante la entrega del Canal el 31 de diciembre de 1999 y el Tratado de Defensa del Canal de Panamá y de su Neutralidad.

foto de firma de tratados
Acto protocolar de la firma del Tratado del Canal de Panamá. 

Aportes del Canal

Antes del 2000 los aportes de la vía interoceánica, durante el período comprendido entre 1979 hasta 1999 ascendieron a 1 millón 764,074 dólares, y posteriormente con la entrada en vigencia de la administración a manos panameñas los aportes se incrementan cada año.

Según información sustentada por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ante el Consejo de Gabinete, el proyecto de presupuesto de la vía interoceánica para el año fiscal 2023, estima ingresos por B/.4,652.9 millones y aportes al Tesoro Nacional por B/. 2,544.6 millones, el más alto a la fecha.

Administración

Desde el 31 de diciembre de 1999 hasta la actualidad, el Canal de Panamá ha tenido 5 administradores panameñosFernando Manfredo, Gilberto Guardia Fábrega, Alberto Alemán Zubieta, Jorge Luis Quijano y Ricaurte Vásquez.

ANÁLISIS 

 

enoch adames
Enoch Adames Sociólogo - Profesor Titular de la Universidad de Panamá.

46 años nos aproximan al medio siglo de recuperación del territorio, afirmación de la soberanía y construcción en fase afirmativa del Estado Nacional. Estos 3 elementos ponen en perspectiva el aniversario de un proceso problemático y sinuoso de la construcción estatal nacional.

El enclave colonial en la antigua exzona del Canal redujo el Estado a la condición de una institucionalidad subordinada, estableciéndole limitaciones severas en sus capacidades, como ente articulador político-social. De igual manera, restricciones en el monopolio legítimo de la violencia y del orden. Compartía esta función con los “marines” de la exzona. También, limitaciones en su capacidad fiscal de generar un fondo de acumulación vía impositiva. Y, por último, la fractura territorial al no tener jurisdicción política y económica en una parte central del territorio.

El Canal de Panamá contribuye con un monto aproximado de $4,000 millones distribuidos entre aportes directos al Gobierno Central, contribuciones a la Caja del Seguro Social, y lo que corresponde en sueldos y salarios del personal vinculado directamente al proceso de funcionamiento de las operaciones de la vía interoceánica.

No hay duda de que las operaciones del Canal constituyen una plataforma fundamental para potenciar el crecimiento y el desarrollo del país en una estrategia alternativa a la hiper-especialización (comercio y servicios), que hoy compromete las capacidades del país en un modelo agotado, que genera una profunda desigualdad y fractura el territorio. Un Canal como plataforma para la articulación de cadenas de valor agro productivas, es una alternativa.

El estatus de la Autoridad del Canal es el de una empresa autónoma del Gobierno y tiene como objetivo central la gestión de las operaciones del Canal. Esta condición que tiene rango constitucional, le ha permitido establecer una estructura salarial que destaca de manera significativa, con la estructura del país, donde el 80% de la población ocupada no supera los mil dólares.

De igual manera, su administrador en su último ajuste salarial pasó de $15 mil a $26 mil 600, contrastes sociales muy importantes.

 

samuel prado
Samuel Prado Franco-Docente de Filosofía Y Ciencias Políticas. 

Samuel Prado Franco, docente de Filosofía y Ciencias Políticas, quien también labora en el Instituto de Investigaciones Histórica de la Universidad de Panamá, aclara que debe tomarse en cuenta que los tratados culminan un proceso de liberación nacional anticolonial. Y que este surgió del primer tratado, el Hay-Bunau Varilla, que no fue firmado por ningún panameño.

Explica que son una aspiración del pueblo panameño en cuanto al fin del enclave colonial en la Zona del Canal, las bases militares, la integridad territorial y todo lo que significó para la soberanía nacional. Es un proceso de lucha que llevó el pueblo panameño, sobre todo, la juventud y los estudiantes.

Para el académico el enclave colonial, también registrado en Puerto Rico, con una fuerte presencia de Estados Unidos, no solo fue física y material, también mental. Panamá tuvo su posición en el concierto de las naciones (un hito que marcó la historia del país al coronar el esfuerzo de múltiples generaciones de panameños por alcanzar la plena soberanía y por aprovechar en todo su potencial el recurso estratégico de la posición geográfica).

En referencia al uso que se le da a los bienes revertidos, es crítico al mencionar que actualmente no es el mejor. Sostiene que, al revertir a Panamá, se pretendía que ayudaría al desarrollo del país, pero que esto no se cumple a cabalidad. Añade que se han perdido muchas de las infraestructuras.

Recuerda que la promesa de ayudar al desarrollo del país hoy es cuestionada, sobre todo, en el interior del país. Hay quienes se preguntan ¿la zona de tránsito en qué beneficia al interior, al campesinado, a los trabajadores? Creo que hay que ser más transparente con los recursos que genera el Canal, sostiene.

En relación con el funcionamiento del Canal le preocupa el tema de las restricciones por el calado y las afectaciones futuras.

El docente de Ciencias Políticas llama la atención sobre la administración de la vía interoceánica, particularmente, en lo relacionado con la Junta Directiva y la forma como sus miembros son elegidos. También, en torno al tema político partidario, inclusive, a la administración, y a la parte técnica y profesional -hay acusaciones de corrupción y clientelismo-, puntualiza.

Menciona que hay un temor y preocupación legítima en torno a que no existe transparencia ni niveles del manejo eficiente que debe tener una institución volcada al desarrollo nacional.

Cita la introducción de un título a la Constitución Política de la República de Panamá y organizada por la Ley 19 del 11 de junio de 1997, sobre el Canal de Panamá, hace referencia que el mismo iba estar blindado de la política partidista,

Para el docente el país olvida que se trata de un enclave. Aduce que hay mucha presencia de la clase que ha dominado al país durante toda su existencia, de personas que representan los intereses de los partidos políticos y no del pueblo panameño.