UP reedita obra: ''El Grito de La Villa'' del historiador panameño Ernesto J. Nicolau

Vie, 15/09/2023 - 20:05
Autor:

Gregorio De Gracia, Redacción

n4gh4h4

“El Grito de La Villa (10 de noviembre de 1821)” obra del historiador panameño, Ernesto J. Nicolau, fue sometida a una reedición que salió a la luz en 2021.

Para obtener una interpretación más detallada sobre el contenido y la relevancia histórica de la reedición, el Semanario La Universidad consultó con el sociólogo, Olmedo Beluche, director del Centro de Investigación de la Facultad de Humanidades, quien publicó una reseña sobre el texto de Nicolau en la Revista Cátedra número 19 del período que transcurre entre agosto de 2022 a julio de 2023.

Olmedo Beluche resalta que diferentes historiadores y personas no se acordaban de lo acaecido en la Villa de Los Santos, por lo cual Nicolau tuvo que viajar a Bogotá, donde logró recabar la información para poder reconstruir los hechos.

El primer asunto que anota Beluche en su texto se vincula con la independencia y la constitución. Arguye que “las historias oficiales de los estados hispanoamericanos han deformado los acontecimientos de las independencias de España para borrar las causas materiales concretas que motivaron las acciones de la gente de aquel entonces, para difuminar los intereses y demandas de cada clase social, para presentar todos los hechos como si estuvieran motivados por el sueño ideal de construir la nación independiente”.  

Aclara que “para el caso panameño el acontecimiento se presenta como si los personajes  que protagonizaron la independencia lo hicieron en búsqueda de la Constitución de la República de Panamá como hoy la conocemos. Una consecuencia graciosa de esta manipulación histórica se expresó en el error de un monumento construido en 2021 por las autoridades de la provincia de Coclé en la conmemoración del Bicentenario de la República de Panamá (Reyes, 2021)”.

El sociólogo explica que en 1821 no existía una nación panameña, ni siquiera como identidad unificada de los habitantes del Istmo, y en todo caso, “panameños”, lo eran los habitantes de la ciudad de Panamá. El Istmo o las provincias del Istmo es el concepto que se utilizaba para referirse a la región y sus habitantes. Beluche revela que así aparece en las actas de independencia. Agrega que cuando se hace referencia a un estado nación en oposición al imperio español, tanto en el Acta del 10 de noviembre en La Villa, como la del 28 de noviembre en Panamá, se refieren, con toda claridad a la República de Colombia.

En relación con las verdaderas causas que motivaron el Grito de La Villa de 1810, el artículo menciona que no fue la libertad o la patria en abstracto, como narra la historia oficial. Refiere que la verdadera causa fue el disgusto de los campesinos por la leva -reclutamiento para el servicio militar-, ordenado por el capitán general Juan de la Cruz Murgeón. Menciona los preparativos del militar español para zarpar hacia Sudamérica, con el propósito de combatir a los independientes en Quito, en los últimos meses de 1821.

Para reforzar la idea, cita a Nicolau: “El Capitán general se dedicó a poner en juego toda la habilidad imaginable en los preparativos de su expedición; reclutó milicianos; exigió contribuciones de guerra onerosísimas entre aquellos que no podían tomar las armas, y agravó con grandes impuestos a los comerciantes; recurrió a los tesoros sagrados de las iglesias, y mandó expediciones a los pueblos del interior con el fin de acaparar todos los recursos que estuvieran al alcance de la mano o no”. 

El sociólogo recalca que también pidió dinero de manera forzada a las personas y a las cofradías. Y, expropió a los campesinos de sus alimentos, les quitó el ganado y a los jóvenes los llevó de manera forzada a la guerra.

Reitera que el origen social de la sublevación se dio por el abuso del ejército colonial español y que, a través de ese gran ideólogo, Francisco Gómez Miró, dirigente que la historia ha omitido su nombre, se crea un manifiesto desde Natá para los pueblos del interior.

Beluche sostiene que esto generó el descontento de los interioranos y finalmente en La Villa de Los Santos, mediante el cabildo abierto del 10 de noviembre se declara la independencia frente a la monarquía española.

Francisco Gómez Miró se dirige a Natá y organiza a los moradores de dicha región y Aguadulce para defenderse contra el ejército español y los que controlaban Panamá. Es decir, la oligarquía de la ciudad de Panamá y contra los santiagueños que eran aliados conservadores de la monarquía.

La sublevación surge en todos los pueblos de la península de Azuero, junto con Natá y Aguadulce, dirigidos por Francisco Gómez Miró. Estos hechos desencadenan la independencia y obligan más tarde a que Fábrega y Arosemena, oligarcas de la ciudad de Panamá, declaren la independencia.

Todos estos sucesos se dieron en octubre, generando protestas y descontento en el interior, llevando a la sublevación a los campesinos, lo cual desencadenó con la independencia del 28 de noviembre de 1821.

A partir de allí se crea una nueva confluencia desde Panamá expuesta por el prócer de la independencia José de Fábrega, quien intenta amenazar a los santeños para que retiraran su declaración de independencia y envía a dos oficiales del ejército a reprimirlos.

Sobre la existencia de Rufina Alfaro sostiene que el profesor José Aparicio Bernal, docente de la Extensión de Aguadulce, a través de investigación ha establecido que la figura de Rufina Alfaro es un mito creado por el historiador Ernesto J. Castillero. Fue el primero en establecer en un artículo publicado en la Revista Lotería de 1948 el nombre de Rufina Alfaro, pero anterior a esto nadie menciona su nombre. Es decir, la figura no existió.

Afirma que, la figura de Rufina Alfaro es similar al personaje de Anayansi, creado por el doctor Octavio Méndez Pereira en su novela sobre el español Vasco Núñez de Balboa.

El catedrático sostiene que los historiadores del siglo XX han falsificado lo que realmente sucedió en el siglo XIX para crear una serie de mitos nacionales, algunos copiados de otros lugares para crear la ilusión y la grandeza de la nación panameña.

La edición de Ernesto J. Nicolau, realizada en el marco del Bicentenario, compila el esfuerzo conjunto de la Vicerrectoría de Extensión y la Comisión del Bicentenario de la Universidad de Panamá.