El 9 de Enero de 1964 y la población colonense

Lun, 08/01/2024 - 22:26
Autor:

Vilma Chiriboga / Profesora de la Universidad de Panamá y subdirectora del Instituto de Investigaciones Históricas. /Foto tomada de Facebook/Colón La Tacita de Oro.

 

colon

A 60 años del 9 de enero de 1964, el heroico evento, encabezado por valerosos grupos estudiantiles y la población en general, es importante rescatar el papel de los colonenses en la participación de este acontecimiento, cuyo norte fundamental fue la defensa de los intereses legítimos de la nación. De acuerdo con el informe presentado en el documento ‘Proeza Patriótica’, publicado por la Red de Archivos Diplomáticos Iberoamericanos (RADI), la agresión en la ciudad de Colón se inició en la noche del 9 de enero, principalmente en las calles 11 y 12 y Avenida Balboa, entre el edificio denominado “Templo Masónico” y el antiguo Comisariato ubicado en la calle 11.

Uno de los sitios por donde la tropa extranjera entró a Colón, fue la calle 12 frente a los edificios “Templo Masónico” e “YMCA”. La acción de los estadounidenses contra la población colonense tuvo como consecuencia 141 heridos y 3 muertos: la niña Maritza Alabarca; un estudiante, Carlos Renato Lara y el sargento Celestino Villarreta, de la Guardia Nacional, señala el citado informe.

Ante los acontecimientos acaecidos, el Consejo Municipal de la provincia de Colón, a través del acuerdo N° 1 de 13 de febrero de 1964, en uso de sus facultades legales, y considerando: “Que el estudiante Carlos Renato Lara, el sargento Celestino Villarreta y la niña Maritza Alabarca fueron los 3 mártires del poderío bélico del Ejército de los Estados Unidos de América, durante los trágicos sucesos ocurridos en esta ciudad y que ello ofrendaron sus vidas en defensa de nuestra soberanía, acuerda: artículo 1° Denomínese Avenida de los Mártires a la Avenida llamada Franklin Delano Roosevelt; 2° Autorícese a la Comisión de Hacienda para que vote la partida que sea necesaria para la confección de tres placas con la denominación de Avenida de los Mártires, y colóquense en las esquinas de las calles 2, 5 y 11 a lo largo de dicha avenida’.

El sentir patriótico de los sucesos del 9 de enero en la población colonense continuó manifestándose, posteriormente. Así lo evidencia, por ejemplo, una noticia publicada en 1985 por La Estrella de Panamá con el título: ‘Los mártires colonenses serán recordados, hoy’.

Una noticia por medio de la cual el Comité Organizador del XXI Aniversario divulgó la realización de una serie de actividades, entre estas una misa de acción de gracias en honor a Celestino Villarreta, Maritza Alabarca y Renato Lara, un recorrido por las calles de la ciudad de Colón, un mitin en el patio del ferrocarril y una romería al cementerio de Puerto Pilón.

El altivo espíritu del colonense frente a la injustificada agresión, consolidó el sentido de responsabilidad nacional y reafirmó la decisión reivindicatoria de la comunidad, contribuyendo a enaltecer la dignidad soberana de la nación y a denunciar ante el mundo la intensidad de los abusos que se estaban cometiendo. Ese espíritu altivo del colonense se mantiene como una constante histórica a pesar de la difícil situación por la que atraviesa esta provincia.